reloj

relojes web gratis

miércoles, 13 de mayo de 2009

Reflejos


Hace algunos días, en alguna de las entradas de este blog, un tal D. Anónimo, hizo unos comentarios , y buscando y rebuscando encontré esta poesía suya, de las muchas que escribió (también escribió el Lazarillo de Tormes y muchas otras más). Y en honor a él y a que haya tenido la amabilidad de comentar algo en mi blog, pongo esta posesía suya , que me imagino que reconocerá nada mas verla.

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

"El que mucho promete mina la confianza en él"

Mil

!