reloj

relojes web gratis

miércoles, 23 de octubre de 2013

Un naufrago, un tío perdido y la mina del lápiz

Episodio VI

Día XL de la égira de Unno. Diario esporádico y errático de un alma en pena

En aquel tiempo, que diría el evangelista Marcos, como consecuencia de haber atisbado en los días claros, dos islotes más, primos hermanos del suyo, había elaborado un plan pluscuamperfecto de colonización de ambos y anexión a su Corona.
¡Que desmemoria! En cuanto al cuaderno de bitácora, la información ordeñada día a día, había servido, a parte de acelerante de ignición, registro de vientos, mareas, carga, pasaje, etc, para paladear un ramillete de jarchas a interpretar.



Un día deshojando un pétalo impreso del dietario, apareció una sentencia firme, ante la que no cabía recurso alguno: ¿Como he llegado a esto? Me odio. Y "Dos polizones muertos. Más.No"
De la digestión de estas máximas depuso estas churriguerescas conclusiones.
La primera, si no fuera por su significado fatal, podría ser el título gastado de una canción Pop de los ochenta, pero Slow "il capitano lungo" admitía que su pretérito era imperfecto, partiendo de la generosa valoración de si mismo, llegaba al momento del registro, detestándose, en un ejercicio de estilo síntoma de un ataque de dignidad agudo con flemas de desprecio en 3ª persona.




El segundo predicado estaba claro, sin necesidad de Informe Forense, convino,los huéspedes-polizones ya estaban en la otra orilla del Lete.
¿Como? ¿Por qué?. El hojeo diario le iluminaba sobre el casco "Porca suerte la nostra"


Continuará....
(Texto Nemo Ipse)