reloj

relojes web gratis

martes, 24 de marzo de 2009

Menu

Milhoja de champiñones, jamon y huevo de
codorniz

Ventresca de atun de almadraba sobre
lecho de solmorejo

Vinos de Fuente Reina (Constantina.- Sevilla)

Milhoja de manzana y queso de cabra con
salsa al Pedro Ximenez

Mus de torta del Casar

Todo esto es lo que me acabo de tomar para la cena. Y a partir de mañana empiezo el régimen. Todavía no tengo muy claro si voy con el de la piña, con el de la alcachofa, con el del caballo o con el del muslo y pan, pero sea cual sea me comprometo a perder 10 kilos de aquí al verano.


No, no has muerto, no.
Renaces,
con las rosas en cada primavera.
Como la vida, tienes
tus hojas secas; tienes tu nieve, como
la vida...
Mas tu tierra,
amor, está sembrada
de profundas promesas,
que han de cumplirse aún en el mismo
olvido.
¡En vano es que no quieras!
La brisa dulce torna, un día, al alma;
una noche de estrellas,
bajas, amor, a los sentidos,
casto como la vez primera.
¡Pues eres puro, eres
eterno! A tu presencia,
vuelven por el azul, en blanco bando,
blancas palomas que creíamos muertas...
Abres la sola flor con nuevas hojas...
Doras la inmortal luz con lenguas nuevas...
¡Eres eterno, amor,
como la primavera!
J.R.Jimenez


"No sé con qué armas se luchara en la tercera Guerra Mundial, pero sí sé con cuáles lo harán en la cuarta Guerra Mundial: Palos y mazas".

Un millón de... primaveras