reloj

relojes web gratis

domingo, 20 de febrero de 2011

Se acabó la temporada de caza, amigo Mallo

Ahora que se empieza a echar el cierre a una nueva temporada cinegética, he de decir que este año ha sido bastante productiva. Ahora mismo dos hermosas liebres reposan en el congelador hasta que sean debidamente acompañadas, con un arroz, por poner un ejemplo, o en un guiso con unas patatas.
También dos fiambreras, con una pata de ciervo guisada esperan, hasta que el prósimo sábado demos cumplida cuenta de ellas, allá en la mina, entre picos y palas, nos zamparemos, como buenos zampabollos que somos, algunos más que otros, unos riquísimos bocaditos de venao, con buen vino de toro, para empujar y hacerle el camino mas facil hasta su llegada al estómago.



Mentiría si dijera que yo he sido el cazador. Yo tuve ya mis momentos de cazador, y no digo que no los vuelva a tener,pero ahora que mi progenitor ya colgó el fusil,todos los temas cinegéticos los dejo todo en manos de mi amigo Mallo, y así el próximo sábado degustaremos un guiso de venao que el mismo cazó en los montes próximos a Monesterio. Lo mejor no es el guiso, ni las liebres, sino el entusiasmo que pone cuando nos cuenta el lance cinegético, es que lo está viviendo:
- y cuando ves venir al bicho, bajando aquel cerro, acosado por los perros, saltando con la elegancia que sólo los ciervos tienen cuando trotan por el campo, y que viene acercandose a mi campo de tiro, la adrenalina me inunda y puummm, ves al bicho rodando por el cerro, y peinsas que esa cornamenta se merece una medalla de plata, por lo menos, eso no tiene precio.
Hay otros detalles de los lances cinegéticos que mi amigo Mallo, también cuenta pero esos me los guardo en el disco duro.



¡Alto pinar!
Cuatro palomas por el aire van.
Cuatro palomas
vuelan y tornan.
Levana heridas
sus cuatro sombras.
¿Bajo pinar!
Cuatro palomas en la tierra están.
F.G. Lorca

"Los cazadores atrapan las liebres con los perros; muchos hombres atrapan a los ignorantes con la adulación" (Plutarco)"