reloj

relojes web gratis

domingo, 30 de octubre de 2011

Bajo nuestros pies

La paradoja de la vida es que cuando vamos caminando por la ciudad, casi siempre vamos mirando hacia abajo. Eso nos lleva a mirar, aunque sólo sea alguna vez, a la ciudad que tenemos bajo nuestros pies. Un mundo subteráneo que sólo podemos visitar, en parte, en las estaciones del metro o en sus túneles cuando viajamos de estación en estación.


Allí tambien hay luces y sombras, reflejos de la vida que se mueve.


Luces que crean imágenes únicas, irrepetibles.