reloj

relojes web gratis

jueves, 6 de febrero de 2014

La Cárcel de la Ranilla.- Sevilla 1

La Cárcel de la Ranilla, antigua Prisión Provincial de Sevilla, denominada posteriormente Centro Penitenciario Sevilla 1. Toma su nombre de la cercana Venta de Ranilla. 
Según el planeamiento urbanístico del arquitecto Aníbal González, que proyectó el Matadero Municipal en uno de sus extremos y la Prisión en otro. 



El nuevo edificio vino a sustituir a la cárcel ubicada en el barrio del Arenal, en el Populo, que estaba en pésimo estado y acabó demolida. Quedó constituida como Prisión Provincial, según la clasificación establecida en el Reglamento del los Servicios de Prisiones de 1930, por lo que no sólo acogió a los presos del Populo, sino también a otros procedentes de los partidos judiciales de su provincia, y durante algún tiempo, a los de Badajoz, Cádiz, Córdoba y Huelva



En los primeros meses de la Guerra Civil del 36, la cárcel de la Ranilla, pasó de 300 a 3.000 presos. Sólo tenía capacidad para 500, de modo que las fuerzas fascistas sublevadas contra la República que habían tomado Sevilla habilitaron campos de concentración, un barco anclado en la dársena y varios cines del centro. "Apilaron a los presos políticos en el cine Florida, el Jáuregui (después Rialto), el Lumbreras o el Pathé. Encarcelaron a los que estaban con el régimen legal, por eso no cabían en los calabozos", dice uno de tos investigadores de los archivos, José Luis Gutiérrez.









"Odia el delito y compadece al delincuente" Concepción Arenal: Visitadora de Cárceles de Mujeres entre 1863-65


















Hasta que fue cerrada la Ranilla acumuló mas de 50.000 expedientes, la mayoría de represaliados políticos


Constaba la hora a la que la fuerza pública los sacaba -lo que los propios presos llamaban "las sacas"- y nada más se sabía de ellos. Fueron fusilados o murieron en los 40 en sus celdas, por hambre, por humedad, por frío o falta de atención médica. El archivo empezó a hacerse en los ochenta. Instituciones Penitenciarias encargó el trabajo de documentación a los reclusos insumisos que tardaron años en mecanografiar y ordenar todos los expedientes por apellido, nombre y año de ingreso.


Hay en las galerías dibujos de orines y óxidos, los pasillos de tránsito muestran garabatos angustiosos, palabras como aullidos y en las celdas las pesadillas anónimas se esconden agazapadas. Hay manchas en las paredes como mapas inciertos : ¿sangre, semen, asco, arañazos, rabia ? La cárcel de Ranilla es como un imposible cuaderno de galeras donde habitó el hampa y la memoria acribillada. Ahora parece un monumento de otro tiempo, recorrido por un aire embrujado y sórdido. Quizás debería seguir en pie y plantearse como un centro de reflexión sobre la libertad y recordar los años oscuros. Sin embargo, el Ayuntamiento de Sevilla planea demolerlo y convertirlo en espacio público. Sólo quedará en pié la puerta por la que algunos entraron y no volvieron a salir. Pero ¿pueden ser inocentes los lugares ?
(Cuadernos de galeras: Eva Díaz Pérez)





En Junio de 1991 un atentado con un paquete bomba de eta, mata a un Funcionario, dos internos y a un familiar, hiriendo a otras 30 personas















En el año 2007, la piqueta y las excavadoras, echaron por tierra una parte de la historia negra de este país. Muchos fueron los colectivos que intentaron que al menos una de las galerías se conservara como recuerdo de la represión franquista y para honrar la memoria de los que perdieron la vida, pero una vez mas, nuestras autoridades no estuvieron a la altura de las circunstancias


 La cárcel será demolida en un par de semanas y en su lugar alzarán la nueva jefatura de Policía Local, un parque, un centro cívico y varias viviendas. Sólo quedará la entrada y dos pequeños edificios laterales, uno albergará un museo de recuerdo y otro un archivo en el que pretenden dejar el último documento audiovisual de la Ranilla. "Cuando el edificio sea transferido al consistorio, pelearemos para que los archivos los dejen aquí y no los traspasen al Archivo Histórico Provincial", explica Gutiérrez

















De la cárcel derribada, sólo se conserva el edificio de oficinas ( fotos 1 y 2, y 15). A partír de aquí las fotos de los últimos días (abril de 2007), donde ya han retirado puertas, rejas,...
















... y en el aire permanecerán, por siempre los gritos de los que sabían que iban a ser fusilados...





La última foto, es de febrero de 2011, con el edificio de la Policía Local al fondo, y el único edificio que permanece de la antigua cárcel, que se convertirá en archivo y un museo del recuerdo.


Actualmente, un centro cívico y un parque sin terminar,en el que se instalarán monumentos conmemorativos del atentado de eta y de los muertos por el franquismo,completan los terrenos de lo que fue uno de los principales centros de tortura del franquismo, en el sur de España.