reloj

relojes web gratis

domingo, 21 de febrero de 2010

Charcos


Despues de varias jornadas de gastronomía intensiva, tenía la necesidad de salir a pisar charcos, a chapotear. Y como este año en Sevilla ha llovido y sigue lloviendo lo que no está en los escritos, pues allá que me puse las botas de pisar charcos y me fuí por la ciudad a satisfacer mi necesidad y a fé que así lo hice. Es una práctica muy recomendable.



Bruscamente la tarde se ha aclarado
Porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
Que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
El tiempo en que la suerte venturosa
Le reveló una flor llamada rosa
Y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
Alegrará en perdidos arrabales
Las negras uvas de una parra en cierto

Patio que ya no existe. La mojada
Tarde me trae la voz, la voz deseada,
De mi padre que vuelve y que no ha muerto
J. L Borges



"Todas las buenas maneras tienen que principiar compartiendo alguna cosa con sencillez. Dos hombres tienen que compartir un paraguas; si no tienes un paraguas, tendrán por lo menos que compartir la lluvia, con todas sus ricas posibilidades de humor y de filosofía".

Un millón de besos...... y de charcos