reloj

relojes web gratis

martes, 2 de febrero de 2010

Muerte entre las flores


Como aquella magnífica película de los hermanos Coen, así resultó muerto este jilguero. No fué lucha de bandas mafiosas lo que le llevó al más allá, fueron las inclemencias meteorológicas del curo invierno, o quizá alguna semilla envenenada por alguno de los muchos venenos que conviven con nosotros, o a lo peor, la pedrada inconscie te de algún zagal con el tirachinas nuevo que le acaba de regalar su progenitor.
A primera vista no se veian indicios de violencia, pero los miembros del C.S.I. lo estan diseccionando para saber las causas de prematura muerte.

A UN JILGUERO

Canta en la noche, canta en la mañana,
jilguero, en el bosque tus amores;
canta, que llorará cuando tú llores
el alba perlas en la flor temprana.

Teñido el cielo de amaranta y grana,
la brisa de la tarde entre las flores
suspirará también a los rigores
de tu amor triste y tu esperanza vana.

Y en la noche serena, al puro rayo
de la callada luna, tus cantares
los ecos sonarán del bosque umbrío.

Y vertiendo dulcísimo desmayo,
cual bálsamo süave en mis pesares,
endulzará tu acento el labio mío.

"El hombre sensato cree en el destino; el voluble en el azar".

Un millón de besos............ y de flores........... (sin muertos)