reloj

relojes web gratis

martes, 15 de noviembre de 2011

Las Pinturas de Santa Maria de Mugares


En los lados norte y sur del prebisterio de Mugares, se levantaron dos estancias rectangulares iguales, que se cubren con bóvedas de cañón apuntado.


En la actualidad, la situada al sur se emplea como sacristía y la que dá al norte hace las veces de trastero. Es precisamente, la que se utiliza como trastero, la que presenta unas pinturas realizada por el mismo autor que lleva a cabo la pintura del prebisterio.
Esta capilla ,probablemente fuera un oratorio particular. Su propietario sería el abad constructor del templo Bartolomé García de Bahamonde, de quien hay constancia documental sobres su voluntad de contribuir económicamente a elevar esta iglesia, para tener una parte de la obra como propiedad particular, para usar en un futuro como lugar de enterramiento.

Se pinta aquí un retablo de dos cuerpos presidido por un Cristo atado a una columna.
El cuerpo bajo del retablo tiene tres calles divididas por columnas de corte clásico que soportan un estrecho entablamento sobre el que se disponen dos pilastras ajustadas a los laterales de la ventana que centra esa parte superior del testero. Sobre tales pilastras se monta un frontón triangular.
En el cuerpo bajo, los personajes representados,son el Cristo de la columna, San Sebastián a su izquierda y san Bartolomé a su derecha.
En la parte superior, a la izquierda de la luz de la ventana se encuentra San Pedro y a la derecha San Pablo.

El Cristo de la columna, ante el cual, previsiblemente, se dispondría la tumba del Abad, posee una leyenda JUSTUS / AUTEN / QUI FEC / CIT , hace referencia a su inocencia injustamente tratada. Son los dolores y la muerte de Cristo los que abrirán el camino de la Redención que libera al hombre de la muerte eterna. Él es el máximo protector que, con su muerte, da un sentido positivo y esperanzador para el que aguarda la propia muerte.



A la izquierda de Cristo, se encuentra San Sebastián atado a un árbol. Todavía está vivo. La devoción a este santo es frecuente en Galicia, a finales del sigloXVI.
En un momento que abunda la peste se invocaba suprotección. La entereza que muestra ante el martirio significa un comportamiento ejemplar en el momento de la muerte.

Al otro lado, San Bartolomé, apostol y martir, portando un libro, como le corresponde por ser apóstol. A sus pies hay una forma denominada encadenada; con la mano que sostiene la cadena, mantiene tambien el cuchillo con que ha sido desollado. Su piel ,ya separada del cuerpo, le vale de vestimenta.
A San Bartolomé se le invoca contra los males nerviosos ,convulsiones, crisis espasmódicas, y a San Sebastián. como protector de los males del cuerpo.


En el nivel superior del retablo la presencia de Cristo se hace de forma metafórica, a través de la luz que entra por la pequeña ventana. La luminosidad,simbolo habitual de los cristianos,hacia la que se encamina el hombre tras la muerte.
Aparecen en este segundo nivel,con la llave de Pedro y con la espada Pablo.
El rostro de S Bartolomé, puede ser el del abad-pintor, quien buscaría así la faz de su santo patrono, como morada para sus rasgos.
Puede que Bartolomé García de Bahamende esperase tener aquí , en esta su capilla particular, su última morada, yaciendo ante San Sebastián, protector de los males del cuerpo, ante san Bartolomé, su patrón y protector de los males del espíritu. San Pedro y San Pablo, mediación de la iglesia y Cristo, presente en su soledad de la columna, y sobre todo sentido en la luz que la pequeña ventana ofrece.

Del libro EL PINTOR DE BANGA , de J. M. García Iglesias