reloj

relojes web gratis

lunes, 13 de octubre de 2008

Por una mirada...



Aquella tarde de finales del verano, una ligera brisa provocaba que los pocos bañistas que se encontraban en la playa de Doñana, levantaran sus campamentos -sombrillas, sillas, neveras,niños,...- y eso hacía que tuviesemos más playa para nosotros.
Paseabamos por la orilla mojandonos los pies; los pescadores de las casitas que hay en la playa, nos miraban con envidia mientras preparaban sus redes y sus aparejos para la faena del día siquiente; yo quería espantar a las gaviotas que llegaban en tropel para dar cuenta de los restos de algún bañista un poco guarrilo y tú no me dejabas, me decías:
-Deja a las pobres gaviotas que no se meten con nadie, y limpian las playas, cosa que no hacen muchas personas.
Yo supongo que en ese memento te contaría alguna anecdota de algún personaje de mi pueblo.
Nos encontramos un gran tronco semienterrado en la playa y empezamos a imaginar historias de barcos, de naufragios, de tesoros enterrados en una isla ,...
Luego nos adentramos en las dunas, yo empecé a recorrer la geografía de tu piel.El sol al vernos se puso rojo, de rubor y empezó a retirarse porque no quería ser testigo de nuestro amor. Eso lo dejaba para la luna, que siempre fué más cotilla y que le gusta vigilarnos.
Yo contaba los lunares de tu cuerpo, uno, dos, tres,...
Al fondo, no recuerdo bien si era en una casa de pescadores o en el tocadiscos de mi imaginación
sonaba "somenwhere over the raimbow", aquella canción que me dedicaste el día de mi cumpleaños en aquel karaoke. Yo seguia contando los lunares de tu cuerpo, uno, dos, tres, cuatro, cincos, seis,...tututu,tututu,tututu,
Mierda, el p... despertador otra vez.

-La próxima vez que me cortes el rollo- le dije- sales por la ventana



Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... yo no sé
qué te diera por un beso.

G. A.Bécquer.- Rima XXIII

GG