reloj

relojes web gratis

sábado, 31 de enero de 2009

Lo siento, fallé.



Lo siento, fallé (leer bien, es una a ).
Y cuando digo que falle, me refiero a las predicciones meteorológicas.
Hace 16 días, cuando estábamos en plena ola de frío y el manto blanco de la nieve cubria media España,(la fotografía es de mi pueblo que también sufrió los rigores de la nieve, gentileza de Chispillas y Susana a los que le mando unos besos) hice unas predicciones según las cuales, hoy 30 de Enero empezaría la primavera en Sevilla.
Y visto lo visto hoy hizo frío, llovió y el sol brilló por su ausencia.
Las predicciones las hice basandome en el método de las cabañuelas, que habitualmente no me falla, pero esta vez me falló y pido perdón. Peor fué la que se lió dias atrás en Madrid y otros lugares de la madre patria (atasco espectacular en Madrid, aeropuerto de Barajas, Asturias,...) y nadie fué responsable, ningún politico tuvo la culpa (la culpa de los ciudadanos que salen a las carreteras y van a los aeropuertos,...). Por lo tando yo, como la ministra de fomento, que dimita la oposición.
Voy a recalcular todas mis predicciones meteorológicas para no volver a equivocarme en el futuro.
Lo peor del frio es que aplicando la ley de Murfi (creo que no se escribe así), cuando más frio hace seguro, seguro que se te estropea la calefacción y el técnico no puede venir hasta la semana que viene. Y si ya se averia tambien el calentador y te tienes que duchar en agua fría, apaga y vamos.
Lo importante de todo esto es tener salud y los pies calientes y por supuesto ser felices, con o sin perdices.


Un perro ladra en la tormenta
y su aullido me alcanza entre relámpagos
y al son de los postigos en la lluvia

yo sé lo qu convoca noche adentro
esa clamante voz en la casona
tal vez deshabitada

dice sumariamente el desconcierto
la soledad sin vueltas
un miedo irracional que no se aviene
a enmudecer en paz

y tanto lo comprendo
a oscuras / sin mi sombra
incrustado en mi pánico
pobre anfitrión sin huéspedes

que me pongo a ladrar en la tormenta.
M.Benedetti

"Año de nieves, año de bienes"
Un millón reina